10 jul. 2011

Mil y una estrella.


Respeto, confianza, fidelidad, cariño, amor, pero sobre todo suerte.
Siempre que quieres encontrar a alguien, pides cosas las cuales, por falta de
alguna característica o sobra de otra, nada te parece suficiente...
Por ello pienso que lo primero que debes tener es suerte, después, continuar hacia
delante con lo que has dado...
Que sepas o no sepas aprovecharlo va de tu cuenta, que sepas o no valorarlo,
tienes que darte cuenta, y si lo quieres de verdad tienes que saber enamorarlo.
Si al principio cuesta, después todo fluye solo...
Puedes llegar a sentir un millón de sentimientos en un minuto, que pasarán mas rápido
que la velocidad de la luz, al igual que un momento a solas con él,  puedes
desaprovecharlo por ser la típica chulita, orgullosa, tiquismiqui.
Con más de lo mismo, por otras razones, sigues desaprovechando... y todo porque
tanto por lo que has luchado, y lo mucho que te ha costado conseguirlo, cuando lo
obtienes, es como si todo lo que te hubiese gustado pasar con él, ya lo has pasado...

En esta vida, no hay que llenar el ojo antes que la tripa, hay que tener vista larga y
pasito corto, y ante todo saber que nadie es más que nadie y que puedes llegar a conseguir
tocar una estrella, si es lo que deseas.